LOS CELULARES QUE SON "TODO PANTALLA" YA CASI ESTAN AQUI

El mercado de los teléfonos inteligentes está en un momento delicado. Cuando hasta el iPhone, el rey de reyes, tiene problemas para seguir vendiendo más, es lógico que el resto de empresas empiecen a tener miedo y crean que sus ventas van a descender porque el mercado no admite más dispositivos.

Para poder vender más, de momento han urdido un plan: ofrecer algo diferente en sus teléfonos, pero sin renunciar a calidad ni a los estándares de calidad fotográfica o de batería a los que ya estamos todos acostumbrados. Como los teléfonos que se doblan todavía son un plan a medio plazo para Samsung o Apple, todo apunta a que antes veremos teléfonos que son todo pantalla.

En otras palabras, los márgenes en los que ahora hay botones, altavoz y una cámara frontal se estrecharán todo lo posible para dejar hueco a más pantalla. Es un movimiento lógico: el consumidor quiere pantallas más grandes, pero no teléfonos más aparatosos, y los bordes es lo único en lo que se puede recortar sin afectar a otras prestaciones.

El mejor ejemplo de esta clase de dispositivo es el Xiaomi Mi Mix. La empresa china dio al mundo un móvil que solo tenía borde inferior y que tenía un aspecto fabuloso, como si hubiera salido de un catálogo de productos del futuro.
El dispositivo ya está disponible en el mercado chino y es, en cierta medida, un objeto muy deseado en aquellos países, como el nuestro, en los que Xiaomi no ha aterrizado aún.
AQUOS CRYSTAL
El Mi Mix no fue el primer teléfono en presumir de un cuerpo sin bordes. La idea de su diseño casi parece sacada de un modelo de la empresa japonesa Sharp. Su Aquos Crystal se mostró en 2014 por primera vez y no llegó nunca a tener un gran éxito, además de que no se lanzó en demasiados territorios. Pese a esto, sirvió para demostrar que era posible hacer esta clase de móvil.
SHARP
Sharp seguirá intentándolo con otro móvil de la misma clase, llamado Corner R. Su diseño no solo prescinde de los bordes de la pantalla, sino que esta también es curva, por lo que la forma que tiene y el aspecto es bastante particular. De momento, es solo un prototipo y no hay fecha de lanzamiento en su mercado.

Por esa razón, no tiene pinta de que Sharp vaya a coronarse como uno de los grandes fabricantes del futuro con estos teléfonos. Hace falta una gran marca como Samsung o LG para que el público acepte los móviles sin bordes… y eso es lo que va a pasar, a juzgar por múltiples medios anglosajones.

¿Se sumarán las grandes marcas?
El nuevo LG G6 prescindirá de los ‘mods’ (las partes intercambiables) para renovar su diseño y coger algunas ideas de su hermano mayor, el V20. Según varias filtraciones, la pantalla de este teléfono tendrá un atípico formato 18:9 (el habitual es 16:9, como los televisores) y una pantalla de 5,7 pulgadas que cubrirá el teléfono por toda la parte delantera, a excepción de la parte inferior.

En comparación, el formato del Mi Mix de Xiaomi es de 17:9, solo un poco mayor y casi imperceptible dado que los botones de control de Android rellenan esa diferencia del alto en la pantalla. Pese al panel más alargado, esto no aumentaría el tamaño del dispositivo en comparación con el G5, su predecesor.
SAMSUNG